Caen las emisiones de gases de efecto invernadero en España

Renovables, Smart Grid

, , , ,

El avance del «Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero», publicado por el Gobierno de España, cifra la caída de este tipo de emisiones durante 2019 en un 6,2% con respecto al año anterior

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) publicó el pasado día 8 de julio el avance del llamado «Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero» correspondiente al año 2019, un informe que el Gobierno de España debe presentar a la Comisión Europea de cara a demostrar el cumplimiento de los objetivos de la llamada agenda verde europea. Así, este documento preliminar nos deja la noticia de un total de 313,5 millones de toneladas de CO2 emitidas durante el año 2019, lo que supone un recorte del 6,2% respecto al año 2018.

Tal y como indica el MITECO en una nota de prensa publicada por Moncloa, estos datos llegan «pese a que 2019 fue un año hidrológico seco, con un descenso de la producción hidráulica del -27,6%» y en un contexto «económico favorable, con crecimiento del PIB del 2%». Algo que las propias fuentes gubernamentales ponen en valor al mostrar «un descoplamiento de las emisiones con respecto al crecimiento económico«.

Así, el transporte sigue siendo el sector más emisor, con el 29% de las emisiones de CO2 a sus espaldas; seguido de la industria, con el 20,6% de estas; la generación eléctrica, un 13,5% del total; la agricultura y ganadería, sobre el que recae el 12,5% de las emisiones; el consumo de combustibles en los sectores residenciales, comerciales e institucional, que suponen un 8,8%; y los residuos, que completan la tabla con un 4,3%.

¿Qué son los gases de efecto invernadero?

El CO2, o dióxido de carbono, es un gas incoloro, denso y poco reactivo, que forma parte de la capa de la atmósfera más cercana a la tierra. Tiene un gran impacto en el llamado efecto invernadero y su concentración ha aumentado en los últimos 160 años.

El dióxido de carbono ingresa a la atmósfera a través de la quema de combustibles fósiles (carbón, gas natural y petróleo), residuos sólidos, árboles y otros materiales biológicos; y también como resultado de ciertas reacciones químicas (p. ej.: fabricación de cemento). El dióxido de carbono se elimina de la atmósfera (o «secuestra») cuando lo absorben las plantas como parte del ciclo biológico del carbono.

¿Cómo se comportan las emisiones según los sectores en España?

Siguiendo los datos facilitados por el MITECO, la comparativa de emisiones de gases de efecto invernadero por sector con respecto al año anterior arroja las siguientes apreciaciones:

  • Transporte: Este sector, responsable del 29% de las emisiones de este tipo, ha sufrido un ligero aumento del 0,7%, debido al peso del transporte por carretera, con un incremento del consumo de gasolina; así como con motivo del crecimiento de las emisiones aéreas, del 7,4%.
  • Generación eléctrica: Con el 13,5% de las emisiones a sus espaldas, este sector ha recortado en un 28,7% interanual el volumen de CO2 vertido a la atmósfera. Factores como la caída de la producción eléctrica por combustión de carbón (-64,9%), unido a la subida de la fotovoltaica (+19%), la solar térmica (16,8%) y el ciclo combinado (+85,9%) se erigen como los motivos que apuntalan esta descarbonización de sector eléctrico.
  • Industria: Responsable del 20,6% de las emisiones, la industria ha recortado un 2,9% su impacto medioambiental en el último año gracias a un menor uso (-1,3%) de los combustibles, así como el recorte de los propios procesos industriales (-6,5%). Algo trascendental en un sector crítico para el futuro de la economía española.
  • Residencial, comercial e institucional: Este sector, que supone el 9% del total de emisiones nacionales, ha reducido su huella de carbono en un 3,% gracias al recorte de consumo de gasóleo tipo C.
  • Maquina agrícola forestal y pesquera: Pese a que su contribución es del 3,7%, este sector esencial ha recortado su consumo de gasóleo tipo B, logrando un recorte del 1,3% en sus emisiones.
  • Agricultura y ganadería: Otro sector esencial, que en este caso representa el 12,5% de las emisiones, y que logra recortar en un 1,4% su impacto. Factores como la gestión de residuos orgánicos (estiércol), que se reduce un 1%, o las emisiones de los cultivos, recortadas en un 3,4%, respaldan esta reducción del impacto en la atmósfera.
  • Residuos: Este sector ha aumentado sus emisiones (el 4,3% del total) e un 0,7%. El MITECO relaciona este crecimiento con un mayor volumen de residuos, producido por el crecimiento económico.
  • Combustión en refinerías: Con un 3,5% de las emisiones, la combustión en refinerías ha recortado su impacto en un 3,6% con respecto al año 2018.
  • Gases fluorados: Este sector redujo en un -5,2% sus emisiones, que se sitúan en un 1,5% del total, debido al descenso en el uso de HFC y PFC en el sector de la refrigeración y aire acondicionado, como consecuencia de la aplicación del impuesto creado por la Ley 16/2013.
  • Usos del suelo (silvicultura): Responsable del 12% de las emisisiones, este sector a disminuido en un 1,6% gracias a repoblaciones forestales y a la disminución de la superficie de pastizal.
Share this
FacebookTwitterWhatsAppLinkedInCopy LinkEmailBloggerReddit

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Deja un comentario