Cómo hacer segura la migración a la nube

Industria 4.0, Industry 4.0, Tendencias

Aprender a hacer una migración a la nube segura es indispensable para aquellas empresas que quieran seguir creciendo con el tiempo. El objetivo es migrar programas, aplicaciones y servicios que necesitan un servidor al cual se puede acceder desde cualquier parte.

Un estudio demuestra que el 80% de los presupuestos de TI se destinan precisamente a trabajar en la nube. Es decir, a la propia programación en la nube y entre otras tareas, a la migración a la nube.

Además, de media se utilizan 43 servicios en la gestión de espacios de almacenamiento. Todo ello demuestra la necesidad y la utilidad de la nube. De este modo, las empresas pueden tener más seguridad y autonomía respecto a los sistemas más analógicos.

Por otro lado, la migración a la nube implica un trabajo minucioso que necesita de seguridad para que salga bien. Durante el proceso de migración a la nube, las bases de datos de las empresas, su bien más preciado, pueden estar en peligro. De ahí la necesidad de invertir en un proceso seguro que no produzca daños colaterales.

Precisamente, que durante el proceso algunos datos puedan estar en peligro es uno de los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de realizar la migración a la nube. El trámite puede ser peligroso y conviene empezar con otras partes menos relevantes a fin de asegurar el canal.

Consejos para realizar la migración a la nube

migración a la nube
Antes de nada es importante cuidar los siguientes aspectos:

  1. Entender los sistemas y aplicaciones que usa la empresa antes de realizar la migración.
  2. Mantener las redes, sistemas y aplicaciones de la empres seguras y actualizadas.
  3. Incluir defensas contra Malware y otras amenazas.
  4. Estar atento al proceso y visibilizarlo entre los trabajadores.
  5. Incluir defensas contra amenazas y prever los posibles ataques.

A partir de ahí, los pasos a seguir para realizar una migración a la nube adecuada son:

1.- Identifica las necesidades

Dependiendo de la empresa y del momento en le que se produce la migración a la nube, la empresa tendrá una necesidad u otra. Por ello, se deben identificar los objetivos y necesidades del negocio para poder establecer un plan de acción.

La nube ofrece la oportunidad de poder almacenar cualquier tipo de información y poder recuperarla en otro momento. Todo ello mejora la movilidad de los trabajadores y de la empresa. De ahí que la migración a la nube sea un plan necesario de cara a un futuro cercano.

2.- Qué se mueve a la nube

Sería recomendable que la migración empezase por áreas concretas. Se trata de realizar una migración a la nube progresiva. Se puede empezar con ciertas áreas o programas y poco a poco ir progresando.

Para ello es importante determinar cuales son las áreas que serán las primeras protagonistas en la migración. De este modo se puede establecer un ritmo de trabajo que no interfiera con el resto de actividades.

3.- Escoger una nube

Existen tres tipos de nubes:

  1. Públicas.
  2. Privadas.
  3. Híbridas.

En los casos de la nube privada o híbrida la gestión irá a cargo de una empresa externa. Este tipo de empresas también ayudan con la propia migración a la nube. Suelen acompañar durante la transformación digital. Y aportan soluciones simples pero prácticas al todo el proceso.

4.- Realizar pruebas previas

Antes de realizar una migración a la nube definitiva se aconseja realizar pruebas previas. Las pruebas de carga pueden ayudar a reducir el estrés cuando el proceso se realice de forma definitiva pero también es una forma de evitar posibles errores.

Es un error pensar que los sistemas, aplicaciones y programas funcionarán a la primera en la nube. No se trata de un entorno físico habitual que no produce grandes errores. Existen numerosos puntos o razones que pueden causar errores en la nube. Desde incompatibilidad, inestabilidad o averías técnicas que pueden causar desaceleraciones o problemas.

Realizar pruebas previas de forma rigurosa ayuda a poder conocer esos problemas de antemano y, así, evitarlos en el momento de la verdad. Además, los errores que se produzcan durante la migración a la nube pueden solucionarse antes de que el sistema funcione en vivo.

Por otro lado, las pruebas de migración a la nube no deben darse por finalizadas hasta que se hayan realizado pruebas exhaustivas de carga y se confirme que todas las aplicaciones y sistema funcionan sin problemas en el nuevo entorno.

Se recomienda que, durante las pruebas previas, se realicen pruebas de rendimiento general, de compatibilidad, de tensión, de carga y de vulnerabilidad. Todas ellas pondrán a punto el sistema de migración a la nube antes de que esta se lleve a cabo.

Por qué hacer una migración a la nube

Realizar la migración a la nube es uno de los procesos inevitables a los que las empresas que crezcan deben enfrentarse. Además, se trata de un sistema que proporciona seguridad a los datos de las empresas así como facilidad de movimiento. Por otro lado, la migración a la nube también abarata los costes y otorga flexibilidad.

Todo ello hace de la migración un proceso atractivo y rico. Y, aunque el sistema de traspaso implica trabajo y dedicación, sobre todo para garantizar la seguridad de los archivos, los resultados finales pueden ser más que óptimos.

Compártelo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *