¿Cuál fue el primer parque eólico del mundo?

Renovables

, ,

Los paisajes con aerogeneradores de fondo se han convertido en algo habitual para nuestra retina, ¿pero sabes cuándo se instaló el primer parque de energía eólica del mundo?

Corría el año 1981 cuando, fruto de la colaboración entre la NASA y el Departamento de Energía de los Estados Unidos, se puso en marcha el que, a todas luces, es el primer parque eólico del mundo: Towards 2000. Este prototipo, ya que el primer parque eólico cuya energía fue comercializada para la red de suministro eléctrico no vio la luz hasta el año 1997, poco se parece a lo que en nuestra mente podemos intuir como un «molino de viento».

Towards 2000 estaba formado por unas turbinas conformadas por grupos de tres torres en forma de tubo de acero. Cada una de ellas, a su vez, equipaba una turbina de generación en la cabeza de la torre y unas aspas «desproporcionadas» que servían para la captación del viento. Su generación, que quizá ahora parezca nimia pero que en su momento sirvió para confirmar la viabilidad de este tipo de energía, era de alrededor de 7.500 kilovatios.

En estas imágenes de archivo, podemos ver cómo fueron los primeros aerogeneradores del mundo:

Hoy en día, según datos de la Asociación Empresarial Eólica, la energía eólica instalada en el mundo se situó, a finales de 2018, en 591.000 MW, con China a la cabeza del ranking.

Ranking de países por potencia instalada acumulada

Dinamarca, pionera en el mundo «offshore»

Pero, si bien nos hemos centrado en descubrir cuál fue el primer parque eólico tradicional, cada vez es más común, sobre todo en enclaves cuya costa lo permite, adivinar esas siluetas de “molinos gigantes” tan propias de La Mancha de Don Quijote en el mar.

La tecnología offshore, que hoy en día está más que asentada y que se ha convertido en una de las grandes inversiones en renovables del mundo, ha cumplido 28 primaveras durante este año. Fue a primeros de 1991 cuando Vineby Offshore Wind Farm nació en aguas danesas mediante una inversión cercana a los 10 millones de dólares de entonces.

Si bien Suecia fue pionera en la instalación del primer aerogenerador tipo offshore del mundo, Vineby se trata del primer parque offshore de la historia. Y es que sus 11 aerogeneradores, con una potencia de 450 kW cada uno, demostraron, en un momento en el que la eólica terrestre ya suponía un reto ingenieril, que el mar también podía servir como plataforma de instalación de energías renovables eólicas.

Tras 25 años operativo, Vineby Offshore Wind Farm ha producido un total de 243 GWh libres de emisiones. Esta es la energía que los siete aerogeneradores marinos más grandes del mundo pueden producir en un solo año en la actualidad.

Compártelo
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *