¿Está España preparada para el vehículo eléctrico del futuro?

Vehículo eléctrico

,

La reciente Ley de Cambio Climático planteada por el Gobierno español ha puesto sobre la mesa el vehículo eléctrico del futuro. Así, se ha abierto un nuevo debate sobre los coches eléctricos: ¿Está la infraestructura de la red eléctrica preparada para dar respuesta al vehículo eléctrico del futuro?

La ley publicada por el Ministerio de Transición Ecológica propone nuevas normas. El objetivo es reducir los índices de emisiones en España pensando en el vehículo eléctrico del futuro.

Principales líneas de la nueva Ley de Cambio Climático

El Ministerio de Transición Ecológica presentó una Ley de Cambio Climático que da total prioridad a las energías renovables. Se incluyen, más que nada, criterios verdes obligatorios. Estos son los aspectos principales a tener en cuenta:

  • A partir de 2040 no se permitirá la matriculación y venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono. En otros países ya existen también fechas límite para la venta de coches diésel y gasolina.
  • Una de las principales apuestas de la Ley será que en 2050 no quede en España un solo coche de gasolina o diésel. Se pretende que toda la electricidad producida sea renovable.
  • Los municipios de más de 50.000 habitantes deberán contar con zonas de bajas emisiones no más tarde de 2023.
  • Propone un objetivo del 20% de reducción de emisiones de efecto invernadero. Un 35% de penetración de energías renovables, aunque desde Bruselas se pactó un 32,5%. Y un 35% de eficiencia energética para el año 2030.
  • La nueva Ley de Cambio Climático obliga instalar puntos de recarga eléctrica en todas las gasolineras que tengan un elevado volumen de ventas.

5 claves del vehículo eléctrico del futuro

tendencias vehículo eléctrico del futuro

Con esta ley

Con esta ley se busca mejorar la implantación del vehículo eléctrico en España. Porque es evidente que el mercado de la automoción va a cambiar drásticamente en 2030. Todo ello debido al impacto del desarrollo tecnológico y del transporte compartido.

El estudio “Eascy: las cinco dimensiones que transformarán el sector de la automoción” de PwC apunta algunas de las claves. Para ello se han analizado las principales tendencias que pueden afectar al sector del automóvil en los próximos años.

Según este estudio, el vehículo eléctrico del futuro tendrá las siguientes características:

  1. Será un coche conectado. En Europa y los Estados Unidos el 70% de los coches estarán conectados en 2030. Por su parte, en China serán el 100%.
  2. La sociedad solicita una energía más sostenible. Así, en 2030 un 95% de los coches nuevos matriculados serán eléctricos o híbridos.
  3. Se va a producir un salto hacia el vehículo autónomo, aunque será más gradual. A partir de 2022 comenzará la introducción de coches autónomos. Pero no será hasta el final de la década cuando habrá entre un 85 y 90% de coches conducidos por personas.
  4. Los fabricantes apostarán por realizar actualizaciones y upgrades anuales de su gama de automóviles. Así podrán incorporar los últimos desarrollos tanto de hardware como de software.
  5. Será compartido. Ahora menos del 1% de los trayectos en coche en Europa se corresponden con servicios de transporte compartido. Los datos apuntan que en 2030 podría alcanzar el 35% de los kilómetros recorridos en Europa, el 34% en Estados Unidos y el 46% en China.

El vehículo del futuro será, por tanto, eléctrico, autónomo, compartido, conectado y actualizado anualmente.

Compártelo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *