¿Qué es una fotolinera?

Renovables, Vehículo eléctrico

, , , , , , , ,

Si todavía estás habituándote a la palabra electrolinera, ve haciendo un hueco en tu cerebro para fotolinera; un nuevo vocablo que hoy te vamos a explicar

La transición energética hacia un modelo más eficiente y respetuoso con el medio ambiente conlleva multitud de cambios y avances en nuestra sociedad. A las nuevas fuentes de generación eléctrica y tipos de movilidad sostenible se le suman una serie de palabras que, pasito a pasito, se van colando en nuestro vocabulario diario. Así, quienes hace unos años no habían oído hablar en su vida de términos como electrolinera, aerogenerador o fotovoltaica ahora han impregnado su lenguaje con estos términos hasta el punto de utilizarlos día a día de manera inconsciente. Pues bien, hoy, con el ánimo de enriquecer aún más nuestro léxico, queremos detenernos en un vocablo que está haciéndose su hueco: fotolinera.

En efecto, si todavía no te habías hecho del todo a llamar electrolinera a las estaciones de servicio para recarga de las baterías de los vehículos eléctricos –lo cierto es que hoy por hoy no son todavía tan comunes como deberían-, ahora un nuevo término con el mismo lexema ha irrumpido en las revistas especializadas en energía y promete, a golpe de proyecto, abrirse paso en los medios de comunicación. Así que, sin más dilación, veamos qué diablos es esto de la fotolinera y por qué no tiene nada que ver con una cámara.

Una fotolinera no deja de ser un tipo de estación de servicio para recarga de vehículo eléctrico (electrolinera) con una particularidad distintiva que la hace única: la energía utilizada en el proceso de recarga es 100% renovable gracias a una infraestructura de generación de energía fotovoltaica y un sistema de almacenamiento de energía en batería; ofreciendo la potencia necesaria para suministrar recargas ultrarrápidas a los vehículos eléctricos que lo necesiten. Para ello, las fotolineras se sirven de su propio parque fotovoltaico o se nutren de aquellos que, conectados a la red eléctrica, ya funcionan en sus inmediaciones.

Este tipo de electrolinera tiene una particularidad muy positiva y es la de ofrecer una solución de recarga de alta potencia en aquellas zonas donde el acceso a la red es más débil de lo común o inexistente, como puede ser en zonas rurales o apartadas de las grandes urbes o vías de comunicación; que es por donde habitualmente discurren las inversiones de este tipo. Así las cosas, la fotolinera aparece como una solución complementaria para seguir tejiendo una infraestructura de recarga de vehículo eléctrico que nos ayude a democratizar la implantación de esta tecnología, tratando de acabar con las habituales brechas de desigualdad que estas tendencias provocan en la población rural.

La primera fotolinera de España, a punto de desembarcar

Con todo, España parece estar destinada a albergar la primera fotolinera de su historia. La ubicación de esta innovadora instalación se situará en la carretera Nacional 3 (N-3) a la altura de Alarcón, provincia de Cuencia, y está impulsada por la compañía Eranovum, quien define este proyecto como «un concepto único con toda la potencia necesaria para suministrar recargas ultrarrápidas a los vehículos eléctricos que lo necesiten». Según informa la empresa promotora, esta instalación permitiría el ahorro de 2.000 toneladas de CO2 al año, además de contar con cuatro puntos de recarga ultrarápida de más de 240 kW, contemplando una ampliación hasta ocho puntos en el horizonte del año 2032. Para ello, la instalación se nutrirá de un sistema de almacenamiento de energía de 300 kWh de capacidad basado en la reutilización de baterías de segunda vida de vehículo eléctricos con el fin de mantener 100% operativa su funcionalidad en las horas en las que la luz solar no pueda alimentar las necesidades de los clientes. Por otro lado, la estación no contará con su propia instalación fotovoltaica, sino que se nutrirá, a través de una conexión eléctrica, de la energía solar producida por los parques fotovoltaicos de Olmedilla y Sabinar, que suman una potencia instalada superior a los 400 MW.

¿Cómo funciona la recarga de los vehículos eléctricos?

Los tiempos cambian, y la época en la que los vehículos a combustión eran los únicos presentes en nuestras carreteras ha tocado a su fin. Hoy por hoy, y de manera cada vez más notable, vehículos a combustión y vehículos eléctricos conviven en el día a día. La tecnología y disponibilidad de los coches eléctricos ha crecido notablemente en la última década y sus ventas suponen ya el 37% del total del mercado en países como Noruega (líder absoluto), el 1,7% en Francia o cerca del 1% en España y Reino Unido.

Sin embargo, la recarga de este tipo de vehículos es muy diferente de lo que estamos habituados. Y es que, si bien conocemos a la perfección cómo se carga el combustible en nuestro coche, y empezamos a familiarizarnos con los puntos de carga domésticos, muy similares a un poste con un enchufe, ¿conocemos cómo funciona una estación de carga rápida para vehículos eléctricos? Vamos a por ello

Share this
LinkedInTwitterFacebookWhatsAppCopy LinkEmailPinterest

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Deja un comentario